Saltar al contenido

Remedios caseros para limpiar los oídos

Lavar los oídos es una cosa que debemos hacer todos, tanto por estética como por salud. Y al igual que ducharnos o lavarnos el pelo, hacerlo mal puede crear infecciones, alergias o problemas de piel. En esta página encontrarás todos los consejos y técnicas que necesites y todos los productos para hacerlo de la mejor forma. Pero hoy vamos a mirar como lo podemos hacer con productos que tenemos por casa, es decir, aprenderemos a limpiar nuestros oídos con remedios caseros.

Lavado de oídos caseros

Aquí te dejamos un vídeo sobre como hacer un lavado de oídos casero. Creemos que de forma visual es mucho más fácil de aprender. Pero si quieres más métodos o más información más abajo te dejamos las 4 mejores formas para limpiar tus oídos en casa.

Además del vídeo te dejamos las mejores formas de quitar los tapones de cera de tus oídos con estos trucos caseros, porque todos estamos más cómodos haciendo las cosas desde casa que teniendo que ir al médico. Además son métodos para acabar con la cera muy baratos y con productos que muchas veces tenemos en casa.

Agua oxigenada en el oído

Función: Con el agua oxigenada para el oído buscamos reducir el dolor de oído debido a infecciones o acabar con acumulaciones no deseadas de cerumen.

Método de empleo: En un recipiente mezclamos agua oxigenada y agua tibia a partes iguales. Llenamos un cuentagotas o algún sistema de goteo y vertemos unas cuantas en la oreja afectada. Dejamos actuar la mezcla durante 4 o 5 minutos. Volteamos la cabeza para que caiga el sobrante.

Calor en la oreja.

Función: Reblandecer las acumulaciones de cera para que sea más facil extraerla con algún instrumento.

Método de empleo: Elegimos cualquier cosa que pueda mantener el calor. Buenas opciones son bolsas de agua caliente o una botella con agua caliente… Lo dejaremos pegado a la oreja durante 20 o 30 minutos y el calor hará que esté más blanda. Es la misma función que hace el fuego con las velas.

Aceite de oliva en el oído.

Función: Desinfectar el conducto auditivo y reducir así las molestias y el dolor.

Método de uso: El mismo que con el agua oxigenada. Reducir con agua a partes iguales y dejar reposar la mezcla en el oído entre 10 y 15 minutos. Esto es más efectivo si lo haces 3 o 4 veces al día durante 3 o 4 días. Así el dolor ya habrá remitido.

Manzanilla en el oído.

Función: Reduce la inflamación, las infecciones y ayuda a controlar la cera debido a la temperatura tibia.

Método de uso: Prepara una infusión de manzanilla y déjala enfriar hasta que esté a tu temperatura corporal. Lo sabrás porque no notarás cambio al tocarla respecto a ti. Cuélala bien para que no haya restos de manzanilla. Y ahora enjuaga el oído con un gotero o una jeringa. El efecto es aún mejor si has utilizado el aceite como en el remedio anterior y utilizas la manzanilla para enjuagar la oreja.

Jeringuilla y agua caliente para el oído.

Función: Quitar tapones de cera y mejorar la audición.

Método de uso: Este método es utilizado por profesionales. Ellos tienen más experiencia así que máxima prudencia para no dañar el tímpano. Llena una jeringuilla con agua tibia y métela a presión por el oído. La fuerza expulsará el tapón.

Si quieres saberlo todo sobre la limpieza de tus oídos con jeringuilla, clica en el link.